oxido ollas - ¿Cómo quitar el óxido de tus ollas y sartenes? - El óxido tiende a acumularse en algunas superficies y utensilios del hogar como lo son ollas y sartenes. Esto se debe en parte a la humedad, al contacto con

El óxido tiende a acumularse en algunas superficies y utensilios del hogar como lo son ollas y sartenes. Esto se debe en parte a la humedad, al contacto con productos químicos, la exposición al aire y el paso del tiempo.

Es por ello, que para evitar que el óxido se apodere de los distintos objetos y mantenerlos en buen estado de salubridad, es necesario llevar a cabo una limpieza habitual y un mantenimiento rutinario de los mismos.

Sin embargo, si notamos la presencia de óxido en Batería 7 Piezas en Mármol – Juego de ollas Inducción Chef Master, sartenes y otros menajes de la casa, es posible que la solución sea limpiarlos con productos caseros, más naturales y sencillos, que podemos conseguir en casa normalmente. De esta forma conseguiremos que nuestros utensilios queden como nuevos.

ollas bateria - ¿Cómo quitar el óxido de tus ollas y sartenes? - El óxido tiende a acumularse en algunas superficies y utensilios del hogar como lo son ollas y sartenes. Esto se debe en parte a la humedad, al contacto con

De hecho, para quitar el óxido y las manchas de ollas y sartenes se hace necesario contar con ingredientes como el vinagre blanco, el limón, la sal gruesa, el bicarbonato de soda y las papas.

Algunos consejos que nos ayudarán a quitar el óxido de ollas y sartenes:

  • Usar una papa

Las papas son bastante efectivas porque tienen un ingrediente conocido como ácido oxálico el cual reacciona ante la oxidación, sacando las manchas.

Cortar por la mitad la papa y úsala restregándola en la superficie.

Se le puede colocar a la media papa un poco de jabón de lavar platos, bicarbonato de soda o sal  y se restriega la superficie oxidada por unos minutos hasta que el óxido se vaya eliminando y luego se enjuaga y seca.

  • Usar sal

La sal es otra idea maravillosa para limpiar el óxido. Se añade una cantidad sobre  las manchas de óxido y luego un poco de aceite de cocina.

La sal es abrasiva y por lo tanto ayuda a retirar el óxido y el aceite es lubricante para la sal. También se puede verter aceite en un paño y luego un poco de sal, limpiando las manchas de las ollas y sartenes.

  • Usar Bicarbonato

Se calienta un poco de agua y se le añade el bicarbonato de sodio para formar una pasta. La cantidad dependerá del tamaño del utensilio o superficie que se desea limpiar.

Se frota el sitio manchado de óxido con un estropajo al que se le añadió la pasta de bicarbonato.

Luego debes frotar con cuidado para no dañar el utensilio. Se deja actuar por varios minutos y luego se enjuaga con agua.

  • Usar limón

Se corta un limón por la mitad y se le agrega sal gruesa. Usando el limón como esponja, se frota la superficie oxidada y poco a  poco notaremos como desaparece la mancha.

Deja actuar por varios minutos y luego se enjuaga con agua.

En cualquiera de los casos anteriores es importante secar con papel de cocina y preservar la superficie con aceite de oliva.