Cuando hablamos de Trekking nos referimos a una palabra proveniente del término “Trek”, utilizado por los escaladores en la década de los 80 cuando escalaban las cordilleras del Himalaya y otras en Sudamérica.

El Trekking definía un desplazamiento a pie hacia las bases de las montañas, donde se instalaban para iniciar la escalada.

En conclusión,  el Trekking es lo que llamamos excursionismo.

Así mismo, diferentes grados de dificultad que dependerán de la clase de ruta que será recorrida.

Para los inexpertos del Trekking existen rutas de baja dificultad, sobre un terreno que se encuadra lo más llano posible, y que por lo general tienen un tiempo de duración de un solo día.

Para las personas preparadas, existen rutas con altos niveles de dificultad que exigen una muy buena preparación física.

Cuando nos encontramos con un tipo de dificultad media, esta implica un horizonte más extenso. Puede implicar una acampada de al menos una noche, integra cuestas pronunciadas y alternadas con pasajes planos.

Además, la duración implica llevar un equipaje con más peso por lo que será necesario tener cierta experiencia y una buena preparación física.

En el Trekking no se señalan caminos, ni lugares específicos, los mismos excursionistas encuentran estas rutas o las hacen.

Es un tipo de montañismo que puede ser practicado tanto en montañas como en bosques o selvas.

Sin embargo, cuando hablamos del Hiking es diferente, ya que este es más como el senderismo, se basa en una actividad más pacífica aunque implique algunas dificultades también.

Las rutas para el Hiking o senderismo son estructuradas a base de una buena señalización, y su principal diferencia en relación con Trekking es debido al grado de dificultad y los caminos en los que son desarrolladas estas actividades.

El Hiking se realiza, a través de caminos de usos rurales, con paradas que pueden planificarse en refugios u hoteles a lo largo del sendero.

Este tiene como objetivo la interconexión con las personas y el medio ambiente.

Para esta actividad, el equipamiento puede variar, y todo dependerá de la dificultad del sendero y del tiempo que durará el recorrido.

Los más importantes sería una hidratación suficiente, protección solar, gorra, lentes de sol y crema contra rayos UV, repelente de insectos y un bastón de aluminio o de madera, pero que sea ligero.

Por otra parte, es importante usar el atuendo adecuado, con unas zapatillas cómodas y ropa de fácil secado. Adquiere tu máquina de abdominales y comienza a estar en forma y saludable para cualquier reto que te propongas, bien sea el Trekking o el Hiking.